Categorías

¡Lo más vendido!

Novedades

Punto G masculino ¿Mito o realidad?

Punto G masculino ¿Mito o realidad?

¿Punto G masculino? ¿De verdad existe? La respuesta cada vez la conocen más personas y es que efectivamente, si, podemos afirmar que existe un “punto g” para los hombres, y nuestro consejo es que si aún no lo conocéis os atreváis a descubrirlo, por que se abrirá un nuevo mundo para vosotros.

Muchas personas aún creen que el único placer sexual para las hombres se obtiene a través del pene, bien sea por medio de le penetración anal o vaginal, la masturbación, el sexo oral… pero lo cierto es que existe otra zona muy erógena que se ha empezado a reconocer de unos años a esta parte.

Pero entonces ¿dónde se encuentra esta maravilla?

El punto g masculino no es ni más ni menos que la glándula prostática, que se ubica en la zona anal, a unos 7 centímetros de la entrada del ano. Se trata de una zona tremendamente erógena, tanto la parte interior como la exterior.

¿Has probado alguna vez a masajear por fuera la zona que discurre entre el ano y los testículos? Si no es así, te aconsejamos que lo hagas. Te darás cuenta de lo placentera que puede llegar a ser la estimulación de esa zona y te harás una idea de lo que puedes llegar a conseguir con la estimulación de tu punto g.

Posiblemente el mayor motivo por el que muchos hombres no han querido experimentar con él, es su ubicación, y es que hay hombres (y mujeres) que consideran la zona anal un terreno vetado.  Muchos asocian aún la estimulación anal con la homosexualidad y lamentablemente aún hay mucho perjuicio relacionado con eso. Pero creemos que debemos quitarnos estos falsos mitos, y ser un poco exploradores en lo que a experiencias sexuales se refiere.

El tiempo y la experiencia os dirá qué os gusta y qué no, pero que no sea por no haberlo probado...

Si hemos conseguido convencerte y te decides a indagar un poco en este nuevo “territorio inexplorado” bien por ti mismo, o con tu pareja, os damos una serie de pautas:

Los preliminares son muy importantes, como siempre. Una buena forma de acercarse con delicadeza es empezar masajeando la zona del perineo, como comentábamos antes, es la que discurre entre el ano y los testículos. Si combinas este masaje con la estimulación del pene, aumentarás tu placer e iniciarás un recorrido ascendente hacia un orgasmo increíble.

Con mucho cuidado y delicadeza puedes acercarte hacia la zona del ano hasta introducir tu dedo poco a poco. El uso de un lubricante, como mínimo al principio, es casi imprescindible. Se trata de una zona que necesita de esta ayuda extra y facilitará mucho la estimulación.

El punto g se localiza aproximadamente a unos 7 centímetros del ano, te darás cuenta enseguida de que estás en el sitio indicado por que encontrarás una protuberancia con forma de “nuez”.

Para estimular esta zona mueve tu dedo con delicadeza de delante hacia atrás, practica los movimientos que más te gusten. Si estás haciéndoselo a tu pareja, deja que sea él quién te indique como le gusta más.

Si todo se hace bien el orgasmo no se hará esperar mucho. ¡Dejaros llevar y disfrutad de ese momento!

La primera vez posiblemente os sentiréis raros. Sabemos que la zona anal es una zona de la que “huye” mucha gente, pero si lo probáis, os daréis cuenta de que es una de las experiencias más placenteras para el hombre. Atreveros y dadle una oportunidad.

¿Te animarás a probarlo? Si es así, recordad estos consejos:

- Haceros con un lubricante específico para sexo anal. Existe una amplia variedad y algunos además ayudan a dilatar la zona.

- Es muy importante la higiene, tanto exterior como interior. Para aquellos que practican el sexo anal existen varias formas de preparar la zona: duchas específicas que se conectan a la manguera de ducha, enemas etc…  Si vas a estimular a tu pareja recuerda también que las uñas deben estar correctamente recortadas…

- Delicadeza ante todo: se trata de una zona muy sensible, y sobre todo si se trata de la primera vez, debes ser muy cuidadoso/a.

Y sobre todo, ¡sed valientes! Sabemos por experiencia que existen muchos mitos y muchas reticencias acerca de la estimulación anal. Nosotros os invitamos a que como mínimo la probéis para que luego decidáis si es o no lo vuestro. En el sexo lo importante, como siempre, es hacer lo que nos gusta, pero no quedarnos en la rutina, sino ir descubriendo cosas así que ¿a qué estáis esperando?


Nos encanta escucharos. Si tenéis cualquier duda, consulta, sugerencia… ¡serán muy bienvenidas!

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code