Categorías

¡Lo más vendido!

Novedades

BDSM: atrévete a traspasar tus límites

BDSM: atrévete a traspasar tus límites

El BDSM produce curiosidad entre muchas personas, que tienen nociones de lo que significa e implica, sobre todo a raíz de best-sellers como “50 sombras de Grey”, pero sigue existiendo mucho desconocimiento hacia esta serie de prácticas eróticas que se salen de lo convencional, aunque son mucho más populares de lo que pensamos.

BDSM es un término nacido de la combinación de abreviaturas como BD (Bondage y Dominación) y SM (Sadomasoquismo) y, aunque se originó hace décadas, ha evolucionado y ganado adeptos de forma considerable hasta nuestra época.

Lo que en el inicio fue promovido por el colectivo homosexual sadomasoquista, en un intento de aunar varias actividades (dominación, bondage, sadomasoquismo…) ha acabado agrupando a los colectivos heterosexuales y lésbicos e incluyendo otra serie de prácticas e interpretaciones.

De esta forma, el BDSM actual engloba una amplia variedad de prácticas y colectivos, convirtiéndose en prácticamente una subcultura con entidad propia.

Aunque el BDSM aúna una gran variedad de prácticas, existe un consenso en cuanto a que las relaciones sean:

  • Seguras: en lo que respecta al conocimiento sobre la práctica y materiales que se van a usar.
  • Sensatas: la capacidad de raciocinio de los participantes no debe estar alterada por algún tipo de sustancia o alcohol, de forma que puedan controlar en todo momento la situación.
  • Consensuadas: una norma básica en cualquier tipo de relación sea cual sea, es que exista una conformidad entre todos los participantes acerca de las prácticas que se van a llevar a cabo, y la intensidad de las mismas.

El alcance de las prácticas de BDSM es muy variado, ya que hay personas que lo practican solo en el ámbito sexual, mientras otras personas lo trasladan a todos los ámbitos de su vida.

Gracias a que se ha aumentado la visibilidad del BDSM a través de distintos medios de comunicación e Internet, la imagen de esta práctica ha mejorado de forma positiva, consiguiendo que se considere como un tipo de práctica sexual más, que, como tantas otras, practican muchas personas, en el ejercicio de su libertad sexual.

Pero ¿qué prácticas pueden considerarse BDSM?

Como decíamos, el BDSM agrupa un gran número de prácticas y dentro de cada una de ellas la forma de llevarlas a cabo, los límites etc. son variables y consensuados entre quiénes lo practican.

Si sentís curiosidad, estos son algunos ejemplos por los que podéis empezar:

  • Bondage: consiste en inmovilizar a la pareja a través de distintos tipos de ataduras. Se trata de una práctica que resulta sumamente erótica para muchas personas, tanto para quién permanece atada como para quién realiza las ataduras.

    Las ataduras o amarres pueden realizarse con distintos objetos y materiales:

    Cuerdasataduras para distintas partes del cuerpo, cintas adhesivasesposas ...

  • Látigos y fustas: el dolor suave y contenido puede resultar muy placentero para muchas personas. Disponéis de distintos modelos fabricados en varios materiales para que las sensaciones sean diferentes. La intensidad la marcáis vosotros… 

  • No olvidemos la estética, que también es una parte fundamental dentro de las prácticas BDSM. Si queréis ir un paso más allá, aquí encontraréis algunas propuestas: vestuario BDSM.

    En InsinuaT siempre os animamos a probar nuevas experiencias.

    Algunas de las prácticas de BDSM resultan placenteras para un gran número de personas así que os invitamos a probarlas y descubrir vuestros propios límites

    ¿Tienes alguna pregunta? Nos encanta ayudaros así que no dudéis en preguntarnos.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code