Categorías

¡Lo más vendido!

Novedades

fuentes RSS

No se han añadido fuentes RSS

Placer femenino punto por punto

Placer femenino punto por punto

No podemos comenzar a hablar de placer femenino sin hablar del clítoris, el único órgano en el ser humano, y en general en todo el reino animal, cuya única función es el placer sexual. La estimulación del clítoris, como casi todos los puntos de placer de la mujer de los que hablaremos en este artículo, se pueden estimular en solitario, en compañía o con juguetes sexuales especialmente diseñados para el placer femenino.

El clítoris es un elemento clave en el placer de la mujer y por ello le dedicaremos un artículo completo en nuestro blog, estad atentas y atentos a nuestro próximos post si quereis saber todo sobre esta punto vital en el disfrute femenino.

Pero el clitoris no es el único punto que despierta o provoca el placer en nosotras, partiendo de una concepción integral de la sexualidad, según la cual todo nuestro cuerpo y nuestra mente es una zona erógena, lo cierto es que sí que hay determinados lugares del cuerpo, “puntos”, que producen una serie de estímulos muy interesantes y cuya manipulación puede desencadenar orgasmos y eyaculaciones (en ellas y en ellos).

Siempre nos gusta recordaros que en las relaciones sexuales nada está escrito a fuego, cada cuerpo y cada persona es única y sólo el respeto propio y mutuo marcan los límites.

Seguro que has oído hablar del Punto G, pero ¿sabías que los expertos continúan estudiando el cuerpo femenino, su aparato genital y el complejo mundo del orgasmo femenino y van descubriendo cada vez más formas y más variadas de provocar clímax más intensos y duraderos? Descubre con InsinuaT los puntos de placer femenino.

Placer femenino punto por punto

La vagina es un órgano complejo y el orgasmo femenino siempre ha estado oculto bajo una cortina de tabú, moral, desconocimiento y desinterés, pero en los años 50 y 60, con el despertar del feminismo comienzan a hacerse estudios profundos sobre la sexualidad femenina y los secretos del orgasmo en la mujer.

Punto G

Concretamente en los años 50 un ginecólogo alemán, Ernst Gräfenberg (de ahí el punto G) descubrió un punto en la pared anterior de la vagina cuya estimulación causaba en muchas mujeres un clímax intenso y placentero.

Seguramente Graffenberg fue el primero en estudiarlo científicamente, pero muchas antes que él ya lo habían descubierto mediante la autoexploración, igual que cada una de nosotras sabemos que puntos de nuestro cuerpo tenemos que estimular para intensificar el placer, además si sabes donde esta tu Punto G, seguro que sabrás guiar a quien invites a visitar tus salones privados.

El Punto G, se sitúa entre 3 y 5 centímetros en el interior de la vagina en la cara anterior, más o menos a la altura de dos falanges de nuestro dedo índice, allí, podemos notar la zona más dura que corresponde al hueso púbico y junto a él una zona más esponjosa: he ahí el Punto G.

Su estimulación se realiza colocando el dedo en forma de gancho y haciendo el gesto de “ven aquí” mientras se encuentra en contacto con la zona esponjosa. Dentro de las labores de exploración es importante tener en cuenta que no todas respondemos igual ante las sensaciones y tendrás que empezar despacio hasta encontrar el punto justo. Se pueden dar casos de mujeres a las que o les guste en primera instancia. No te preocupes, puedes volver en otra ocasión o descubrir otro de los cientos de secretos que oculta la sexualidad femenina y disfrutar a tu manera.

Tanto para la autoexploración (y autodisfrute, claro) como para cuando lo quieres realizar en pareja, existen juguetes que pueden ayudarte y que incluso incorporan vibración para llegar a los orgasmos más intensos que puedas imaginar

cueva

Punto A

Localizado y estudiado por el Dr. Chua Chee Ann, el Punto A se sitúa algo más adentro de la vagina que el Punto G, a unos 7,5 centímetros de la entrada, antes del cuello del útero y muy cerca de la altura a la que se encuentra la vagina.

Según estudios y pruebas realizados, el punto A es el responsable de la llamada eyaculación femenina por la que la mujer expulsa a través de la uretra un líquido transparente. La mayor parte de las veces esta eyaculación viene acompañada de un intenso orgasmo, pero puede producirse sin el.

Para no crear falsas expectativas al ver vídeos, lo cierto es que no en todas mujeres se consigue una reacción extrema, en muchos casos su estimulación genera una mayor lubricación y la salida del líquido puede ser muy pequeña.

Como en el caso del punto G es muy importante ir despacio y probar con suavidad, porque el interior de la vagina de la mujer es una zona muy sensible: por supuesto, mejor con una manicura cuidada.

También existen juguetes específicos para encontrar y estimular esta zona. Si quieres probar en compañía también se puede localizar con una introducción profunda a cuatro patas o en la postura del misionero poniendo una almohada bajo su pelvis.

Punto U

Así llamado por su cercanía con la uretra, es un punto situado entre esta y el clítoris, normalmente oculto tras los labios vaginales.

Es un punto muy sensible y muy fácilmente podemos pasar de provocar placer a una sensación molesta si nos pasamos con la presión, así que cuidado.

Es una de las estaciones obligadas al practicar el sexo oral, pero también puede ser estimulado durante las relaciones vaginales si aumentamos la zona de roce con la vulva, por ejemplo a horcajadas, realizando movimientos hacia adelante y hacia atrás con la pelvis.

No tiene los efectos explosivos de los puntos A y G, pero si aumenta la excitación durante los juegos preliminares e intensifica las sensaciones durante el acto sexual. No está de más tenerlo en cuenta.

Mapa

Punto K

Algunos estudios hablan de un punto disparador del placer que se encuentra en el cérvix, muy cercano a la entrada del cuello del útero, una zona de más difícil acceso.

Para saber detectarlo y disfrutar de las sensaciones que produce se recomiendan los ejercicios de Kegel (de ahí el nombre de punto K), que ejercitan el suelo pélvico, así que sumaríamos un beneficio más a la búsqueda del placer.

Para el fortalecer el suelo pélvico también se recomienda el uso de bolas chinas. Los ejercicios Kegel se realizan repitiendo la contracción muscular que haríamos para detener la orina y están recomendados tanto para hombres como para mujeres.

También se puede alcanzar el punto a través de introducción vaginal profundas, para las que son necesarias posturas muy concretas, en cuclillas o con sus piernas sobre los hombros de tu amante o también se puede usar una funda para el pene que amplíe su alcance o un dildo de mayor tamaño.

De nuevo es muy importante graduar la experimentación hasta conocer cómo reacciona nuestro cuerpo ante la estimulación de la zona: cada mujer es un mundo.

must wash hands

Lo que no debes olvidar

Nunca se puede insistir suficiente en cuestiones de higiene y limpieza, la interacción con las zonas genitales requiere extremar la higiene tanto de esta como de lo que vaya a entrar en contacto con ella, especialmente cuando también va a entrar en juego la zona anal. Procurad ir al baño antes de empezar la experimentación para evitar sorpresas y tened siempre a mano productos de limpieza, para vosotras, vuestro acompañante y para vuestros juguetes.

Esperamos que este detallado recorrido por los secretos de los puntos de placer de la mujer os sirva para vuestras aventuras en solitario o acompañadas y recordad que conocer estos puntos no implica saberlo todo. Sigue siendo importante buscar la atmósfera adecuada, tener en cuenta el cuerpo como un todo y no obsesionarnos por encontrar determinadas reacciones. La naturalidad es esencial.