Categorías

¡Lo más vendido!

Novedades

fuentes RSS

No se han añadido fuentes RSS

Placer masculino de la A a la Z

Placer masculino de la A a la Z

La sexualidad del hombre no se limita al pene, es mucho más compleja de lo que se cree. El pene es el órgano más conocido y obvio para el placer en los hombres, pero es que además el cuerpo masculino esconde muchos lugares secretos de placer, que tendemos a ignorar por la solución fácil de una eyaculación rápida mediante la estimulación del glande, sea mediante coito, sexo oral o manual.

Que en el sexo participa el cuerpo entero se aplica de igual manera en el hombre y en la mujer y tanto en relaciones de pareja –independientemente del género de los participantes- como en “vuelos en solitario”. Difieren las zonas erógenas en concreto entre hombre y mujer por las diferencias fisiológicas, pero también hay diferencias de una persona a otra: para gustos no hay nada escrito y lo más recomendable es explorar y experimentar, solo o en pareja.

Los tabús sexuales han limitado radicalmente la sexualidad femenina durante siglos, pero el hombre también ha sido víctima de los prejucios a la propia sexualidad por la asimilación de muchos de los puntos que veremos a continuación con la homosexualidad, una conducta prohibida y perseguida durante mucho tiempo.

Afortunadamente estamos dejando atrás esos tiempos (aún queda trabajo por hacer) y tenemos que empezar a aceptar nuestros cuerpos, reconocer las sensaciones que os puede dar y explorarlas sin poner en cuestión convencionalismos sobre la identidad sexual.

Punto P o punto H

Una de las formas de estimulación masculinas más intensas, cuya exploración puede provocar por si sola el orgasmo y la eyaculación se logra a través de la manipulación de la glándula prostática, comúnmente conocida como próstata. Se trata del Punto P (de próstata), que en algunas publicaciones veréis nombrado como Punto H (de Hombre) o “Punto G masculino”.

El acceso a esta zona erógena, que proporciona sensaciones muy intensas, sólo se puede hacer vía anal, con una técnica muy parecida a la utilizada para localizar el punto G femenino, con el dedo en forma de gancho. A unos 7 centímetros de la entrada del ano podemos notar un abultamiento que podemos acariciar haciendo el gesto de “ven aquí” o presionar ligeramente.

Es importante, antes de continuar, recordar la importancia de la higiene en el contacto con cualquier zona íntima, que debe extremarse en el caso de las relaciones anales, tanto en el hombre como la mujer. Deben observarse las normas básicas de higiene: limpiarse antes, después y durante; pero no hay q tener miedo y probar. Existen productos de limpieza específicos para la limpieza anal previa. Descúbrelos.

Importancia de la Limpieza

Cuando antes nos libremos de los prejuicios antes podremos disfrutar de las sensaciones que nos produce o que produce a nuestra pareja. Para ayudarnos disponemos de varios productos que nos ayudan a la estimulación (la vibración produce efectos muy intensos) y algunos diseñados para los que se inician en esta práctica y quieren ir poco a poco.

Si el puro placer no fuera razón suficiente para justificar la excursión a la próstata, hay estudios que garantizan que la estimulación habitual de esta glándula tiene efectos preventivos de posteriores problemas de salud muy habituales entre los hombre pasados los 60. ¡Ya tardas!

Punto L

Situado en la zona del perineo, entre los testículos y el ano, el Punto L se sitúa algo más cerca de los testículos y su estimulación puede provocar un orgasmo más suave y prolongado que el que se consigue a través de la estimulación del Punto P o del pene y es muy recomendable incorporarlo a las prácticas de sexo oral, estimulándolo simultáneamente al pene o los testículos o la zona exterior del ano (de nuevo recordando las medidas de higiene necesarias).

El Punto L es un complemento perfecto a la estimulación directa del pene, ya que aporta nuevos matices al orgasmo que tendríamos sin aprovecharlo: en la variedad está el gusto. Prueba sólo o acompañado, encuentra el punto ideal de presión y aporta otras tonalidades a tu clímax o propónselo a tu pareja y disfruta con sus reacciones.

Hay modelos de juguetes con vibración diseñados para estimular a la vez el punto P y la zona del perineo. No te los pierdas.

Hombre cómodo

Punto del Millón de Dólares

Como en el caso del Punto P, la experiencia del uso de este punto, dejando aparte el tradicionalmente oculto sexo entre personas del mismo sexo, procede de las prácticas de sexo tántrico oriental. De hecho se pueden leer historias de maestros que cobraban por localizar este punto ubicado en el perineo, el espacio que se encuentra entre los testículos y el ano (de ahí el nombre).

El perineo es, de hecho, una zona con muchas terminaciones nerviosas cuya exploración puede incluirse en el sexo oral y cuya estimulación previa puede ayudar a satisfacer después el punto anterior.

La clave de este punto es que si se sabe presionar adecuadamente, puede aplazar la eyaculación masculina, prolongando el placer de la relación sexual. Es una de las bases del sexo tántrico, ya que en el caso del hombre le orgasmo va ligado a la eyaculación y la consecución del clímax produce una reducción del deseo sexual casi inmediata, al contrario que en el orgasmo femenino, por eso es más habitual el orgasmo múltiple entre mujeres que entre hombres. Con la experiencia adecuada este punto puede autoestimularse sin contacto directo con la zona ejercitando el músculo pubococcígeo con los ejercicios Kegel que ya mencionábamos hablando de los puntos del placer femenino (repitiendo el movimiento que haríamos para cortar la orina).

Esta posibilidad de retrasar la eyaculación hace de este “Punto del Millón de Dólares” una herramienta muy útil en los casos de eyaculación precoz.

Por su ubicación estos dos últimos puntos es muy difícil incorporarlos a la penetración, tanto anal como vaginal: un punto más a favor de eliminar las ideas preconcebidas que entienden el sexo sólo como penetración. Hay muchas formas de disfrutar; no dejes que los prejucios, los reparos y los miedos te impidan sacarle el jugo al placer.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code