Categorías

¡Lo más vendido!

Novedades

fuentes RSS

No se han añadido fuentes RSS

Soy tu clítoris ¿Me quieres conocer?

Soy tu clítoris ¿Me quieres conocer?

El clítoris en un órgano exclusivo de la mujer cuya única función es la de provocar placer, aunque cada una de nosotras somos diferentes existen elementos en común que podemos explorar y explotar para alcanzar el climax, solas o en compañía.

Hasta el clítoris llegan 8.000 terminaciones nerviosas, más del doble que al pene, y de ahí que su estimulación pueda ser tan placentera para la mujer y también que en algunas ocasiones si esta se hace mal, pueda resultar incluso molesta.

Clítoris 01  Clítoris 02

Anatómicamente, el clítoris es más que a lo que tradicionalmente se le ha denominado como tal, ya que los últimos estudios realizados han demostrado que el clítoris se extiende entre 9 y 11 centímetros a ambos lados de la vagina y a lo que comúnmente nos referimos como clítoris: esa pequeña protuberancia oculta por un capuchón en la parte superior de los labios vaginales, es en realidad el glande del clítoris.

Y es que el clítoris ha sido tradicionalmente un gran desconocido, cuando no ha sido directamente ignorado o incluso denigrado, como tristemente sigue sucediendo en algunas culturas africanas, que aun practican la ablación, extirpando dicho órgano de niñas como parte de creencias religiosas, negando así el propio disfrute de la mujer.

No fue siempre así: sabemos que en textos griegos se le describe e incluso se usaba un término exclusivo para la masturbación femenina “kleitorazo” usando la raíz de la palabra clítoris. Sin embargo, la imposición de sistemas que condenaban el acto sexual por motivos recreativos, dejó apartado y sumido en los territorios del tabú un órgano dedicado exclusivamente al placer como es el clítoris.

La estimulación del clítoris

El clítoris es diferente en cada mujer, pero hay una serie de características comunes:

El clítoris y el pene son originalmente en el feto el mismo órgano, sin embargo al desarrollarse se especializa y adquiere características diferenciadas y funciones anatómicas distintas (por eso en los estudios se habla de “glande” y de “cuerpo cavernoso”, que en el caso de la mujer se ramifica en dos a ambos lados de los labios de la vagina).

    Clítoris 04

Para una buena estimulación del clítoris primero debes tener en cuenta el ambiente, procura colocarte en una posición cómoda en la que tus manos o tu juguete alcancen fácilmente tu zona íntima completa para poder explorar y tocar fácilmente, en un lugar donde te sientas a gusto, tranquila y con intimidad. También debes tener en cuenta el tiempo, no todas alcanzamos el clímax con el mismo tiempo, relájate, explorarte y disfruta. 

Puedes empezar acercando tus dedos o tu vibrador a la zona más alta del clítoris, suavemente al principio, para continuar al ritmo que tu excitación marque. Los juguetes con diferentes intensidades y velocidades son de gran utilidad para descubrir los movimientos y ritmos que más placer te producen. La mayoría de vibradores cuenta con ritmos ligeros y velocidades suaves, que puedes ir intensificando y variando tanto en ritmo como en velocidad. Los movimientos rotatorios o semicirculares tanto con la estimulación digital como con vibradores son muy efectivos a la hora de alcanzar el climax. También puedes probar a dar pequeños golpecitos en el clítoris, suavemente, esta técnica se llama "baile de dedos" y puedes ejecutarla tanto con tus manos como con las de tu pareja y como no con tu juguete.

Clítoris 05     Clítoris 06

Con la excitación, todas las partes del clítoris se llenan de sangre y se produce una erección: el glande aumenta de tamaño y en algunos casos sale de su capuchón. Este proceso es diferente en cada mujer, hay en algunas en que es menos perceptible y en otras en que se nota más, pero el tamaño no importa, la función sigue estando ahí.

Si estas en pareja, la estimulación del clítoris es un preliminar perfecto para iniciar las relaciones, puesto que para gran parte de nosotras la estimulación clitoriana suele provocar placer. Es importante que enseñes a tu pareja como tocarte, incluso puede ser una fuente clara de provocación para tu pareja, tócate, demuéstrale como se hace y luego déjale probar, tanto con sus manos, como con su lengua o por qué no, con tu juguete sexual.

Los vibradores con mando a distancia pueden ser de utilidad para enseñarle a tu pareja que posiciones y vibraciones te excitan más. En cualquier caso, lo más importante es la autoexploración por parte de la mujer: conocerse a una misma para luego poder explicar a la cada pareja como se prefiere.

Si prefieres un contacto más parecido a la estimulación oral, puedes probar con los succionadores de clítoris, juguetes que permiten experimentar sensaciones parecidas al contacto con la boca.

Clítoris 07     Clítoris 08

¿Qué papel juega realmente en el orgasmo femenino?

Dentro de los estudios sexológicos, hay una parte de los expertos que le conceden al clítoris el papel central y casi único en el desencadenamiento del clímax femenino. Estos estudios rechazan la tradicional distinción entre orgasmos clitorianos y vaginales y consideran que sólo los hay clitorianos, que los llamados vaginales lo son por la estimulación interna del clítoris a través de las paredes de la vagina. Incluso los hay que le atribuyen a este órgano tan especial el torrente de sensaciones que proceden de la estimulación de otros puntos de placer, como el Punto G o el Punto A.

La masturbación femenina ha visto como se revolucionaban los sistemas que nos ayudan a buscar y explorar nuevas sensaciones y tenemos todo tipo de juguetes, vibradores por onda sónica, estimuladores del clítoris, succionadores, cremas estimulantes, lubricantes y productos para el masaje íntimo con efectos de frío o de calor. También existe toda una gama de productos diseñados para aumentar la estimulación durante la penetración: anillos con vibración que se colocan en la base del pene o del dildo y que están diseñados para sumar la estimulación externa del glande femenino a la estimulación interna a través de la vagina.

A algunas mujeres les gusta una estimulación más suave e indirecta, otras disfrutan de contactos más directos, otras más de la estimulación interior. Muchas prefieren darle un descanso inmediatamente después del orgasmo porque aumente su sensibilidad y otras no tanto. No hay una receta que os podamos dar, cada una debe probar y atreverse a salir de la zona de confort de lo que se ha hecho siempre: estar abiertas a alguna sorpresa.

Clítoris 09     

Y no lo olvides: No hace falta meterla para llegar al orgasmo.

Imágenes de la Página de Facebook Menstruita